Miércoles 23 de Junio de 2021

Hoy es Miércoles 23 de Junio de 2021 y son las 21:19 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

ESPACIO INTA

21 de mayo de 2021

El INTA promueve el mejoramiento de suelos degradados

La degradación del suelo es una de las amenazas que enfrentan los diferentes agroecosistemas de Salta. Desde el INTA, evalúan el carbono de la biomasa microbiana como un componente clave para monitorear la evolución de áreas degradadas y compartir los avances con los productores de la región

La degradación del suelo constituye una de las amenazas más preocupantes que atentan contra la sustentabilidad de los diferentes agroecosistemas de la Provincia de Salta. En este escenario, el INTA Salta estudia el impacto que causan los distintos tipos de manejos en la dinámica de los microbiomas del suelo, en el área de influencia de la Estación Experimental Agropecuaria, ubicada en Cerrillos, en el Valle de Lerma.

En el Norte Argentino, la producción de tabaco es una de las más importantes de la región. “El tabaco se produce con prácticas agrícolas intensivas, lo que se traduce, según el manejo aplicado, en la degradación del suelo en cuanto a sus propiedades físicas, pero, también en un uso ineficiente o pérdida de nutrientes”, explicó la investigadora Carolina Pérez Brandan, que coordina al equipo del Laboratorio de Suelos, Agua y Fertilizantes y del Laboratorio de Microbiología Agrícola de la EEA Salta.

“Más de 50 años de ese manejo intensivo provocaron la degradación del suelo”, aseguró la especialista, quien agregó que “desde el INTA se quiere mitigar, y en lo posible revertir la situación y promover prácticas de manejo más sustentables, que es lo que se pretende con los primeros ensayos llevados adelante”.

Para evaluar la salud y la calidad del suelo, se decidió trabajar con el carbono de la biomasa microbiana como herramienta de monitoreo. “Poco a poco los productores se muestran interesados en los estudios de microbiología de suelos, donde el carbono de la biomasa microbiana nos permite hacer una evaluación rápida del estado de los mismos. Para el productor es fácil de comprender porque lo relaciona con el carbono orgánico del suelo y con una respuesta rápida al manejo”, señaló Pérez Brandan.

El carbono de la biomasa microbiana se define como el componente funcional de los microbiomas del suelo, responsables principalmente de la descomposición de la materia orgánica y del reciclaje de nutrientes. Es decir, que la biomasa microbiana del suelo es una medida del carbono contenido en el componente vivo de la materia orgánica.

“Es un parámetro que ha sido frecuentemente estudiado por su alta y rápida sensibilidad a los cambios que se producen en el sistema, y además porque es uno de los pocos que controla gran parte de los procesos que involucran la transformación y el ciclado de nutrientes”, puntualizó la especialista.

En este sentido, alteraciones en la biomasa, como por ejemplo el descenso de la misma, parece estar determinado por propiedades inherentes de las comunidades microbianas, como son su estructura y actividad, las cuales reaccionan en respuesta al manejo al cual se encuentra sometido el suelo.

“Los primeros ensayos llevados adelante en el predio de la Estación Experimental en el Valle de Lerma evidenciaron cambios importantes en la evolución del contenido del  carbono de la biomasa microbiana, que por efecto de la incorporación de coberturas vegetales, llegó a mostrar incrementos del 30% en suelos degradados de la región”, sostuvo Pérez Brandan, quien agregó que “estos registros mostraron además una correlación positiva y significativa con otros parámetros de suelo como el carbono orgánico y la actividad enzimática global”.

El objetivo del proyecto es “continuar con los ensayos, obtener estadísticas que den cuenta de la importancia del carbono de biomasa microbiana como indicador de suelos saludables, y a partir de allí, poder acercar esta herramienta a los productores, para que puedan evaluar y monitorear la calidad de sus suelos y contribuir a la sostenibilidad ambiental”, precisó la responsable del Laboratorio de Microbiología Agrícola de la EEA Salta.

Para evaluar la salud y la calidad del suelo, se decidió trabajar con el carbono de la biomasa microbiana como herramienta de monitoreo.

La clave para una intensificación sustentable de los sistemas agrícolas

 “El suelo es una matriz muy compleja: si no tenemos suelo, no tenemos ese componente esencial que nos va a permitir tener una producción agrícola efectiva, pero también debemos apuntar a que la misma sea sustentable, porque antes se producía sin prestar atención a estos aspectos ambientales”, explicó Pérez Brandan,

Hace un tiempo atrás, “solamente se estudiaba la parte de química, es decir, cómo ese suelo estaba provisto de nutrientes, para ver cómo se podía mejorar esa extracción de nutrientes por parte de la planta o ajustar la fertilización”, puntualizó la investigadora.

El estudio de la biología del suelo es relativamente reciente y en el último tiempo tuvo mucho desarrollo. “La microbiología de suelos dinamiza todos los ciclos de elementos que hay en el suelo: si no hay microbiota, no puede haber nutrientes disponibles para las plantas”, consideró Pérez Brandan.

“Es por eso que si desde el INTA podemos mostrar que la tecnología disponible da resultados óptimos en cuanto a la mejora en la calidad del suelo, entonces tenemos una respuesta o un producto que le puede interesar al productor, y a eso apuntamos”, finalizó la especialista

COMPARTIR:

Comentarios