Jueves 29 de Septiembre de 2022

Hoy es Jueves 29 de Septiembre de 2022 y son las 14:32 - Reveló cómo tener la casa ordenada y limpia todo el tiempo y se ganó el aplauso de sus seguidores / Dólar blue, dólar hoy: el minuto a minuto de la cotización este jueves 29 de septiembre / Obispo y Nobel de la Paz de Timor Oriental sancionado por abuso sexual de menores / Los tipos de las hipotecas de Estados Unidos alcanzan su mayor nivel desde 2007 / El Vaticano confirma sanciones contra el exobispo Ximenes Belo, acusado de abusos sexuales en los 90 / Las compras de gilts no buscan limitar las tasas a largo plazo: pill del boe / Sondeo-expectativas de inflación en colombia repuntan de nuevo, respaldarían subir más las tasas / Biden y Harris asistirán a investidura de jueza / Senador de EEUU Sanders defiende democracia en Brasil y advierte: "El mundo está mirando" / Reprograman audiencia judicial de la primera dama de Perú / Le Bois. El proyecto top de Pilar que es apto blanqueo de capitales para la construcción / Absolvieron a César Milani en el juicio que enfrentó por enriquecimiento ilícito / El terrible momento en el que un meteorólogo casi muere arrastrado por el huracán Ian / De ?la casa del futuro? a una cabaña subterránea: estos son los 10 alojamientos más impresionantes del mundo / ?El Mosquito? Ferrero, de N° 1 a dirigir a un N° 1: no quería ser coach, por qué aceptó dirigir a Carlos Alcaraz y lo que le dijo Rafael Nadal sobre Roland Garros / López Obrador asegura que la Fiscalía busca "reventar" la investigación del caso Ayotzinapa / El piloto español Nani Roma no correrá el Rally Dakar 2023 / Seis estados republicanos demandan a Biden por su plan para cancelar la deuda de los préstamos estudiantiles / Jorge Vilda da este viernes la incierta lista para los amistosos ante Suecia y Estados Unidos / Mexicana sitios latinoamérica, de slim, se desploma en su debut en bolsa /

2 de enero de 2022

Verdaderos imbéciles por Justo J. Watson

Hemos escuchado a un ministro decir que el aumento de impuestos proyectado es correcto por “solidario”. Y hemos leído en comentarios de Instagram, defensas al impuesto a la herencia con argumentos tales como “Si tu padre te hereda dos casas, ¿qué tiene de grave entregar una a quien la necesita? ¿Tan difícil te resulta practicar la igualdad?”

Lo cierto es que no se puede prescindir de la moral a la hora de hablar de economía dado que las acciones inmorales, contrarias a la ética implícita en la sacralidad laica de las personas, desembocan tarde o temprano en desastre. Los bestiales atropellos y genocidios del socialismo comunista son ejemplo final de ello; más cerca, lo son los 77 años de brutal pendiente económico-social argentina provocada por el violento “igualitarismo” pobrista del justicialismo.

La servidumbre fiscal es, de por sí, inmoral. Lo es en tanto compulsiva; simple robo basado en la fuerza de las armas.

Como que nadie firmó nunca el supuesto contrato social mediante el cual acepta pagar impuestos “por el costo de vivir en una sociedad civilizada”. Aserto que se prueba con sólo imaginar qué pasaría si el gobierno despenalizara las obligaciones tributarias: sin importar las consecuencias del supuesto riesgo de dejar de vivir “en una sociedad civilizada”, en uso de su decisión personal y soberana, nadie o casi nadie pagaría un impuesto más.

¿Democracia full contact? Puñetazo y a la lona. Punto.

Claro que se trata de un ejercicio teórico; algo que no podría ser sino gradual dado el desmadre fiscal y el desastre de indigencia actuales, pero la civilización no caería.

Los ciudadanos de bien se organizarían sin inconvenientes y su sociedad estallaría de prosperidad, por cierto, al reinvertirse productivamente gran parte de la monstruosa cantidad de dinero antes esterilizada.

Sólo caerían por tierra (y deberían empezar, por fin, a trabajar) las oligarquías política y de empresaurios cortesanos, de los sindicatos y organizaciones sociales mafiosas… y todos sus cómplices.

Como nos hace ver el gran Adam Smith (moralista escocés, 1723 – 1790), pocas cosas buenas hemos visto de quienes han pretendido actuar honestamente en bien del pueblo.

Muchas, en cambio, de quienes han actuado con honradez en busca de su propio bien y el de su familia.

Esto es así porque las personas se benefician mutuamente (aunque no se propongan ayudar al prójimo) del simple cooperar en libertad contractual con el aporte de sus respectivos talentos.

Y si bien el egoísmo es algo natural, también lo es la satisfacción de ver la felicidad de los demás, aunque nada se saque de ello como no ser el placer de contemplarla.

Digamos finalmente, para quienes se preocupan por las personas “caídas” o “perdedoras” en un supuestamente insensible sistema capitalista real, que el Estado no es el único salvador de última instancia posible. Antes bien es el peor, habida cuenta del inmenso costo de intermediación que hay entre la gente expoliada con impuestos (como el de herencia, mencionado más arriba) y la gente necesitada de auxilio. Y habida cuenta de su inmensa ineficiencia en la distribución del saldo a sus beneficiarios, así como en la exigencia de contraprestaciones y/o capacitaciones.

La caridad privada también existe, es importante en nuestro país y desde luego mucho más inteligente, direccionada y efectiva (peso por peso) que la estatal.

Esta clase de solidaridad voluntaria , la única verdadera (ya que la otra es simple “vivir de lo ajeno” sin sentido ni valor moral al ser compulsiva), se encuentra frenada aquí no por falta de vocación sino por exigüidad de medios al tener que operar en un sistema socialista con el índice de saqueo tributario más elevado del planeta.

En sociedades donde han aflojado un poco más el bozal al capitalismo apareció, a pesar del Estado, una clase de empresarios multimillonarios que se caracterizan, justamente, por sus cuantiosas donaciones en ayuda directa y filantropía inteligente. Mayor a la que -mal- parten y reparten la mayoría de los gobiernos.

Personas como Warren Buffett, que lleva aportados 30.900 millones de dólares o Bill Gates, 29.500 o Li Ka-Shing 10.700 o Jeff Bezos, 10.000 o Mackenzie Scott y George Soros, 8.000 millones de dólares cada uno, entre muchos otros.

Imaginemos entonces qué clase de solidaridad se vería en nuestra Argentina si se soltase al 100 % el dogal a los emprendedores potenciales de esta tierra de creativos.

Cuántos multimillonarios benefactores y grandes empresas multiplicadoras de empleo y riqueza podríamos tener.

Sí. Fuimos unos verdaderos imbéciles al priorizar la igualdad económica (la única útil es la igualdad ante la Ley) por sobre las libertades individuales y la férrea protección a la propiedad que ordenaba nuestra Constitución.

Justo J. Watson

www.libertadynoviolencia.blogspot.com

COMPARTIR:

Comentarios