Jueves 28 de Enero de 2021

Hoy es Jueves 28 de Enero de 2021 y son las 12:28 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

25.2°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

5 de noviembre de 2017

El sector vitivinícola, en alerta por el anuncio de un impuesto al vino

El Gobierno pretende imponer un gravamen del 10% para vinos tranquilos y del 17% para los espumantes, bebidas que hasta ahora no pagaban tributo interno.

Los productores vitivinícolas han salido con los tapones de punta tras el anuncio de nueva reforma tributaria que presentó ayer el Ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne. Es que la propuesta pretende imponer un gravamen del 10% para vinos tranquilos y del 17% para los espumantes, bebidas que hasta ahora no pagaban tributo interno.

Los argumentos que tiene la vitivinicultura para defenderse son variados, entre ellos, que el vino es un alimento reconocido por la Ley 26.870 y que no es perjudicial para la salud. Cabe recordar que durante la presentación, Dujovne lo caracterizó como una bebida no saludable que genera, con su excesivo consumo, costos extra para la salud pública, entre otros inconvenientes.

Desde la industria estiman que teniendo en cuenta una base de cálculo de ventas por $ 72.000 millones anuales, de los cuales $ 54.000 millones corresponden al mercado interno, la actividad vitivinícola ya realiza un aporte fiscal de $ 18.000 millones de pesos anuales, a lo que el nuevo impuesto pretendería sumar unos $ 5.400 millones.

José Zuccardi, bodeguero y presidente de la Unión Vitivinícola Argentino, dijo que “estamos trabajando el tema, indudablemente le pedimos a las autoridades que hablen con el presidente para que se modifique el proyecto antes de que llegue al Congreso”.

Para el empresario mendocino, este impuesto es “peor que la 125” y aseguró que “es un gravamen a la agricultura directamente, una carga sobre la toda la estructura de la actividad. Esto es condenar a toda la región del oeste argentino no sólo a no crecer y sino a desaparecer. Están condenando a la vitivinicultura a una destrucción masiva”.

Desde varios sectores sostienen que la carga impositiva actual de la industria vitivinícola argentina representa casi el 35% del total de las ventas teniendo en cuenta impuestos directos nacionales e indirectos provinciales y municipales.

El nuevo gravamen llega a actividad en un momento en el que los números de ventas en el mercado interno y externo están en franca retracción. Según el último reporte de comercialización de vinos del Instituto Nacional de Vitivinicultura, entre enero y setiembre, las ventas de vino en el mercado interno cayeron 5%, en tanto las exportaciones en el mismo periodo se retrajeron 6,8%.

Al margen de la preocupación por la rentabilidad, la industria tiene un enojo particular, porque la consideración del producto como “no saludable”.

En este sentido, Walter Bressia, presidente de Bodegas de Argentina, indicó que “el sector, podríamos decir, está ofendido con el hecho de que el vino sea considerado un producto no saludable. Esto va contra lo que ha se dicho científicamente sobre el vino. El vino no es insalubre. Además este impuesto es la estocada final a los productos básicos, principalmente los que comercializan en multilaminado (tetra) que tienen una porción muy importante del mercado”.

Por Soledad González

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios