Domingo 3 de Julio de 2022

Hoy es Domingo 3 de Julio de 2022 y son las 02:14 - La agenda de TV del domingo: River, Racing y San Lorenzo en el torneo local, Fórmula 1 en Silverstone, las Leonas en el Mundial, Wimbledon y la selección argentina de básquetbol / Campeón atlas inicia defensa de título en méxico con empate ante américa / Martín Guzmán: un tiempista del portazo que aceleró todos los plazos en el Gobierno / La experiencia paranormal de Diego Topa, quien contó que recibe señales de Romina Yan / La lucha por la supervivencia de un Presidente bajo asedio de Cristina Kirchner / Rockies ganan a Diamondbacks liderados por Rodgers y Joe / Pato O'ward gana la pole para la carrera IndyCar-Mid-Ohio / Los Pumas vencieron a Escocia en Jujuy y el ciclo de Michael Cheika empezó con otro semblante / Al menos un muerto y dos heridos por un deslizamiento de tierra en Antioquia, en el noroeste de Colombia / Dodgers reafirman su dominio y ganan 7-2 a Padres / Leiter trabaja 5 innings en relevo, Cachorros ganan a Boston / Al menos dos muertos por el choque de una camioneta contra un puesto de fuegos artificiales en EEUU / Rays ganan a Azulejos la doble-cartelera: 6-2 y 11-5 / Bonnie se adentra en el Pacífico tras paso por Centroamérica / Renunció Martín Guzmán, en vivo: las últimas noticias de la crisis en el Gobierno y las reacciones / Belgrano se sabe inexperto, pero aun así puede cazar un Elefante y removerlo de la cumbre: 33-27 sobre el puntero Hindú / Yanquis barren a Guardianes en doble cartelera: 6-1 y 13-4 / Repercusiones por la renuncia de Guzmán: ?La verdadera tierra arrasada es ésta?, dijo Pablo Avelluto / ?Cristina presidenta?: un operativo clamor que dominó el acto de Ensenada, donde irrumpió la noticia de la renuncia de Martín Guzmán / Dólar hoy y Dólar blue hoy: ¿cuánto cotiza la moneda tras la renuncia de Martín Guzmán? /

14 de enero de 2018

Desafíos hacia el tecno-campo

Desde el ingreso al tercer milenio, uno de los desafíos más importantes para el campo es lograr el abastecimiento para todos los habitantes del globo. Para lograrlo, el sector productivo ha virado hacia las tecnologías, buscando mantener estándares de calidad altos incrementando la producción.

Menudo desafío tienen los sectores vinculados a la producción de alimentos en el planeta tierra. No solo hay que afrontar el incremento poblacional, sino que además eso debe hacerse teniendo en cuenta los problemas propios que genera ese aumento de habitantes. Hoy hay menos disponibilidad territorial para dedicar a la producción, y el desgaste del suelo junto con la contaminación ambiental se han vuelto escollos que deben superarse para garantizar que la humanidad no enfrente problemas de alimentación.

 

En ese sentido, la inclusión de herramientas tecnológicas ha permitido superar esas barreras y mantener la esperanza de poder cumplir con las expectativas de cara al 2050 en el que la población mundial se estima que será de más de 9.100 millones de habitantes. Cabe destacar que ese incremento poblacional se daría, según estudios de la ONU y la FAO, en países emergentes, especialmente en Asia y África.

 

Entre los factores a destacar de cómo el campo ha aceptado el reto de pensar en la producción alimentaria para esa cantidad de personas, podemos mencionar el trabajo realizado en cuanto a la mejora en la productividad de los suelos y el tratamiento sobre los granos, por ejemplo, que acumula décadas de crecimiento en cuanto a su rendimiento.

 

Según un estudio de FAO/USDA el rendimiento por hectárea de los granos tuvo un crecimiento marcado entre los años 1961-2007, determinando una sustancial mejora en el rendimiento del trigo y del maíz, con un incremento que encuentra su multiplicación por un factor de 2,6 superando ampliamente a lo sucedido con el arroz (2,2) y la soja (2).

 

Estos números arrojan un bálsamo de optimismo si los pensamos en progresión hacia 2050, aunque nos dejan muy en claro que no por ser positivos los incrementos en la productividad ya la humanidad tiene garantizado el acceso a los alimentos en los próximos 35 años, sino que deberán continuar los esfuerzos para que esa productividad no arroje resultados inferiores, como ocurrió los últimos 18 años de este período analizado.

 

Debe entenderse entonces que la clave para llegar a las metas pactadas sigue siendo el compromiso institucional, acompañado por la innovación y renovación tecnológica de los sectores productivos vinculados al agro. El compromiso que en ese sentido tome y lleve adelante cada país en cuanto a las políticas productivas vinculadas al sector será fundamental para que no haya caída en el rinde y en la productividad, para que el campo esté en condiciones de cubrir con la necesidad de alimentos.

 

La inversión que el Estado realiza en la investigación y la innovación tecnológica no es una frase caprichosa, sino que se ha evidenciado con el ejemplo de Estados Unidos cómo esto opera en la curva productiva. Este caso fue tomado durante muchos años como ejemplo por los especialistas, y no está de más recordarlo, si no queremos repetir los errores.

 

El intento fallido de Estados Unidos

Mientras Estados Unidos se consolida como potencia agrícola, repasamos lo que ha sido la inversión en ciencia y tecnología agrícola y encontramos que entre los años 1950 y 1970 aumentó 3,8% por año, entre 1970 y 1990 comenzó una curva descendente que llevó en ese período a una caída de menos del 2% anual y terminó derrumbándose al 1% entre 1990 y 2007.

 

China como caso de éxito

Como contrapartida, una nación emergente en la materia agrícola, que ha reconvertido su producción a partir de la inversión e innovación del sector es China, que en vez de disminuir sigue año tras año incrementándola, sobre todo a partir del ingreso de la República en la Organización Mundial del Comercio (OMC), con un número más que interesante, superando el 5% anual, provocando el levantamiento de las barreras proteccionistas en la producción agrícola.

 

Comparando los procesos entonces, claro está que el camino es la inversión, la investigación y profundizar el trabajo para permitir en las próximas décadas que cada país, especialmente los emergentes, logren alcanzar la soberanía alimentaria para sus habitantes, lo que redundará en el éxito de las políticas alimentarias de cara a ese gran incremento poblacional del 2050.

COMPARTIR:

Comentarios