Miércoles 23 de Junio de 2021

Hoy es Miércoles 23 de Junio de 2021 y son las 20:11 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

ACTUALIDAD

30 de enero de 2018

De la colmena a la mesa: una alternativa para darle valor agregado a la miel

Un productor apícola de Santa Fe incorporó frascos a las colmenas para que sean las propias abejas quienes “envasen” miel orgánica. Busca que la gente compre la historia que hay detrás del producto, algo distinto y 100% natural

En San Javier, departamento de la provincia de Santa Fe, Carlos Frank un productor apícola decidió darle valor agregado a su producción de una manera muy innovadora: incorporar frascos a las colmenas para obtener un producto terminado por las abejas. Sin intermediarios, de la colmena a la mesa.

mielsj1

Su objetivo principal fue incorporar frascos a la colmena para que sean las propias abejas quienes “envasen” miel orgánica.De esta forma es más natural y vistoso. “Entrar por los ojos” era el primer requisito que Frank quiso cumplir para que el producto se venda, y lo logró.

 

Para lograr esto, el productor ideo todas las alterativas para sacarle el máximo provecho económico a cada kilo de miel.

Frank comentó los beneficios de esta actividad a un diario reconocido de la provincia.“ El producto va directo de la colmena a la mesa, ya que el hombre ni siquiera lo toca; sólo se completa con un poco de miel, se coloca la tapa y listo: tenés un frasco de miel, cera, propóleos y polen; todo orgánico y natural.

En cuanto a los inicios, contó que “Fue en un grupo de WhatsApp que un amigo, que sabe que siempre ando haciendo cosas raras con la miel, me pasó una foto y me propuso que me anime”.

Lo único que sabían de la imagen era que provenía de Brasil, pero nada más. Así que se trató de una aventura a lo desconocido.

“Hicimos la prueba en varios colmenares, en un par agarraron muy bien”, explicó Carlos, y remarcó que es una alternativa 100% natural porque se pone el frasco vacío, sin siquiera un pedazo de cera para guiar a las abejas, calzado en una especie de falsa tapa sobre la cámara de cría. Para evitar el ingreso de luz, los tapó con un pedazo de plástico de silobolsa y arriba de todo puso otra tapa. Las abejas tienen que subir y empezar a labrar la cera en el frasco y por eso va tomando distintas formas; es muy irregular y llama la atención cuando está terminado”, describió Frank.

mielsj2

Agregó a su vez que “Hoy para que algo se venda, tiene que llamar la atención del cliente. Son 10 segundos que podés captar su atención, si lo lográs le vendiste la miel”.

Carlos vende su miel principalmente en ferias y exposiciones, además de proveer a comercios y a particulares.

 

“Cuando voy a ferias hago que la gente pruebe; y les muestro los distintos colores y sabores, si es de monte o isla, o si es de caa-tay o de pradera”, dijo.

Contó a su vez que “La gente prueba y compra según su gusto, porque todos los paladares son distintos”.

Junto con otro productor orgánico de la cooperativa encontraron un exportador de Buenos Aires que paga esa calidad “y recibimos un precio muy diferente al de la miel convencional”, contó. Carlos aclara que los costos también son muy diferentes, pero “vale la pena”.

COMPARTIR:

Comentarios