Miércoles 8 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 8 de Diciembre de 2021 y son las 19:17 ULTIMOS TITULOS:

24 de febrero de 2018

El feedlot comunitario que nació con la sequía y ya tiene más de 1.500 cabezas de ganado

Entre 2006 y 2009 una fuerte sequía afectó a Río Negro y puso en jaque a toda la producción ganadera de la región, pero… de la desesperación nació un proyecto revolucionario.

2004 fue un gran año de lluvias para Río Negro. Un año después las cosas comenzaron a complicarse porque las precipitaciones no aparecieron, y ya en 2006 arrancó una sequía devastadora que perduró hasta fines de 2009 y redujo el stock ganadero de 100.000 madres a 30.000.

El ex presidente de la Sociedad Rural de Choele Choel, Fernando Capra, aseguró a Infocampo que “en esos años los ganaderos estábamos muy complicados, no teníamos alimento y los animales se morían, o en el mejor de los casos, perdían peso. No podíamos llevar la hacienda al norte porque estaba la barrera y llegamos a vender las vacas a $200 por cabeza, lo mismo que salía el tanque de gasoil”.

En ese contexto, nació el Encierre Comunitario de Río Colorado, gracias al programa ganadero del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro, y la fundamental participación de la Sociedad Rural de la localidad del Valle Medio.

 

Un integrante de la Sociedad Rural de Río Colorado donó 20 hectáreas al proyecto para poder comenzar con las obras, y el Programa Ganadero Bovino de Río Negro iba de a poco destinando fondos para alambrados, colocación de postes, corrales y demás, aunque el proyecto no avanzaba a buen ritmo. Pero… de a uno come la gallina y engorda, dice el refrán.

Años después, el gobierno kirchenrista destina 1,5 millones de pesos, y el provincial $750.000 más, que posibilitaron acelerar las obras y construir la planta de encierre de 2.000 animales.

“El objetivo inicial del programa provincial era desarrollar la ganadería de la región y poder abastecer de carne a la Patagonia, pero la sequía nos llevó por otro camino, y la prioridad mutó a que no se mueran más animales”, explicó a Infocampo Santiago Villalba, responsable del Programa Bovino en Río Colorado.

Funcionamiento de la “Chancha Socialista”

Según detalló Santiago: “Los productores de la zona llevan sus animales al encierre sin importar cuántos sean, solo los dejan. Algunos traen de a 3 o 4 para engordar, otros llegan con 10 terneros chicos, y así cada uno lleva lo que tiene o lo que puede. No se cobra nada en el momento, y siempre tienen la tranquera abierta para ir a ver cómo va todo”.

En relación a cómo se cobra, Villalba explicó que “por ejemplo, unos diez días antes de cargar el camión se llama al productor para avisarle que ya tiene listos los animales. Ahí el productor comercializa el animal con quien quiere, al precio que a él le parezca bien. En ese plazo se acerca al feedlot y una comisión de la Sociedad Rural de Río Colorado, que es la que administra todo, se encarga de cobrar el canon”.

“Lo que se cobra como canon, es la hotelería, la sanidad y el alimento, pero lo importante es que se paga en el final del proceso de engorde y a la venta del animal. Si un productor no tiene dinero en el momento, o como pasó con la sequía y no tiene alimento, el Encierre Comunitario le permite no abandonar la actividad ganadera”, afirmó.

El sistema financia al productor durante todo el período de engorde, y por otro lado, sirve para que pequeños y medianos productores no pierdan terreno ni rentabilidad, pese a las malas condiciones climáticas que puedan afectar a la región.

COMPARTIR:

Comentarios